Países objetivo

Italia

Italia se encuentra entre los países más importantes de Europa en producción de leche de oveja. En el 2017 la producción de leche de oveja asciende a 4.274.308 quintales. En este escenario, Cerdeña desempeña un papel principal con casi 3.000.000 litros de leche entregados. A esto agregamos que el Pecorino romano a nivel nacional y comunitario juega un papel importante desde el punto de vista comercial y de imagen. Y a pesar de su fuerte presencia y difusión, Italia incluye muchos otros quesos de alta calidad que la ubican entre los países líderes en este sector. Italia tiene 14 quesos ovinos con Denominación de Origen Protegida y una producción de 57.595 toneladas de leche.

 

Grecia

Particularmente conocido y de antigua producción es el Feta: un queso sin cáscara, blanco, elaborado con leche mezclada de oveja/cabra, pero también exclusivamente de leche de oveja. Se produce en toda Grecia, pero solo aquel de la zona continental y las islas de Mytilene y Lemnos se llaman así.
No obstante el Feta monopoliza la atención del público, la producción de quesos en Grecia es muy variada, rica en tradiciones y técnicas locales, así como de leches obtenidas de animales, especialmente ovejas, pero también de cabras y vacas, con pastoreo libre. Grecia tiene 17 quesos ovinos con Denominación de Origen Protegida y una producción de 125.000 toneladas de leche.

 

España

Con varios siglos de tradición, España se encuentra entre los mayores productores de queso, que es muy apreciado y consumido también a nivel nacional.
La producción de quesos es una tradición que se ha transmitido de generación en generación y cada queso tiene su propio sabor característico y se prepara con diferentes sabores, aromas, consistencias y colores. Las técnicas de producción utilizadas y la duración del proceso varían de una zona a otra, según los usos locales y la consistencia deseada.
España tiene 9 quesos ovinos con Denominación de Origen Protegida y una producción de 65.544 toneladas de leche.

 

Francia

Los quesos franceses, junto con los italianos, se encuentran entre los más famosos y conocidos. La tradición quesera francesa es ciertamente muy fuerte y representa un valor importante incluso en los intercambios comerciales. Se estima que más de 500 quesos diferentes se producen en Francia.
Hasta principios de siglo, la producción de quesos era exclusivamente artesanal, con el advenimiento de la industria surgió la necesidad de regular un mercado no impidiendo la difusión de productos industriales, que tienen la indudable ventaja del coste y la disponibilidad; pero sin hacer desaparecer las producciones artesanales, un patrimonio inestimable por proteger.
Los franceses, al igual que los italianos, han diferenciado la producción y establecido una certificación de calidad, la AOC (Appelation d’Origine Controlée). Francia tiene 3 quesos ovinos con Denominación de Origen Protegida y una producción de 26.448 toneladas de leche.

 

Portugal

Portugal tiene una tradición de cría de ovinos utilizada para la producción de carne, leche y lana.
La leche de oveja en Portugal se utiliza solo para la producción de quesos y puede ser transformada en queso por los agricultores, pequeñas empresas familiares o por la industria quesera. En general, en la parte septentrional del país, la gran mayoría de los agricultores convierten su leche en queso. En la parte meridional, solo el 25% lo hace de esta manera, la mayor parte de ellos un 70% vende su leche a los productores de queso tradicionalmente llamados “rupeiros”.
Existen cuatro tipos de quesos elaborados con leche de oveja que utilizan la misma tecnología principal que se ha ido adaptando gradualmente a las condiciones locales. Estos son Serra de Estrela, Serpa, Azeitao y Castelo Branco que ahora tienen sus límites de producción (decreto regional n. 49/86), aunque el sistema de calidad controlada aún no ha sido implementado. Niza y Evora son otros dos tipos de queso, aunque son menos importantes y bastante diferentes de los primeros. Portugal tiene 7 quesos ovinos de Denominación de Origen Protegida y una producción de 11,434 toneladas de leche.